Un día, un momento

Un día, un momento
María, la autora

lunes, 30 de julio de 2012

NUNCA MÁS

He escrito con dolor y con bronca. He contado lo que al parecer, debí haber callado para siempre. Aires muy hostiles me llegan del otro lado de la Gran Cordillera.Bueno, allá aún reina el espíritu del dictador. Acá Argentinos! tenemos la suerte(digan lo que digan) de vivir una democracia plena. Un Gobierno que piensa en los que somos mayoría(los crotos)y que, prevee que TODOS comamos, tengamos un techo y todo lo que se necesita para estar.Sobretodo, aprecio sobremanera, difrutar al fin! de la libertad que vine a buscar hace ya tantos años.Y de la dignidad. Y de que mi hijo Juan Pablo pueda contar con un lugar adecuado. Y vivamos un poco en paz. Lo único que pido a Dios es que no vengan los fantasmas de otrora. los malos fantasmas a quebrar la paz tan largamente buscada.Miro a mi alrededor enneste día radiante y ni yo misma puedo creer que hubo un tiempo donde debimos "cavar agujeros" como los topos, para que no nos vieran. Mi tierra de origen ya no la veré más.Guradaré los buenos recuerdos, esos de la niñez. Y nada más. Poco me liga a esa tierra donde se retrocedieron siglos, dond no se pudo superar la impronta de una dictadura. Cuidemos lo que tenemos. QUE ACÁ NO VOLVERÁN!!!!!NUNCA MÁS!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario